El TaLLer

Horas y horas sentados en las sillas, produciendo lo que nuestras manos y nuestras cabezas nos dejan. Y siempre pensando en mejorar, en cambiar de lugar y volar. Poco a poco todo cambia, siempre para mejor si mi proyección es positiva y lo es.



























1 comentario:

olga*zana dijo...

I love u*